www.prometeodigital.org

Una creación de la Asociación Prometeo de Poesía

Portada ] Mapa/Contenido ] Nosotros ] AIP ] APP ] Novedades ]

Muestra s.XXI   Mario LUCARDA


Mario LUCARDA







Los interesados pueden encontrar más información sobre los poetas incluidos en esta Muestra Siglo XXI de la Poesía en Español en la base de datos I.R.P.E., actualizada hasta mediados de 2004 y que permite búsquedas paramétricas (36 parámetros) sobre 4700 poetas de la lengua castellana.
Ver detalles en: I.R.P.E. versión 2.0

Inicio sección
  Poetas incluidos
     L
  Análisis Arquetípico
   

BIOGRAFÍA.
Barcelona (España), 1944. Licenciado en Filología Hispánica. Profesor de Lengua y Literatura Castellana. Artículos, reseñas y traducciones en revistas. Crítico. en las secciones literarias de La Vanguardia, Diario de Barcelona, El País. Poemarios publicados: "Cantos vivos" (1982), "Voltereta en el aire" (2002). Premios a poemarios: Revista Anthropos (1982, Acc.).

Ficha en el I.R.P.E.: E1232.
Correo electrónico: mlucarda@mixmail.com


JUEGO

El viento en la cara golpea su cabello.
El muchacho en la bici
se afirma y grita llamando
a su perro.
Arranca a la carrera, cambia
el aire y el pelo en remolino,
contra la ráfaga
y voltea;
a plomo sobre el pedal, opuesto al viento,
su júbilo, impulso y pie presente
en la rama azotada.

Fuerza sobre el pedal a contrapunto,
su perro fiel
y el frío.

Inclinado al viento,
horizontal la ropa,
el pie inseguro,
mis ojos fijan el acto.
Testigo soy,
de este deicidio en colores cromo.

(2002; de "Voltereta en el aire")


AGONIZAR

Tiritaban tus costillas asomadas a la piel. Lo vi.
Tus pómulos eran hueso, hueso finísimo. Lo sé:
te besé hasta el adiós. Tus ojos descendían por órbitas
lila. Tu nariz apuntaba a un horizonte interminable.

Tu barba de dos noches tiritaba de frío. Y la vida
agitaba su mano en la rendija de tus ojos, por calles
y ciudades que yo te describía. Entre las sábanas quieto,
a distancia distante y callado. Estoy junto a ti.

Tu aliento fronterizo respiraba una línea perfecta:
yo amaba esto. Y tu agotamiento impulsaba el roce
de unas manos gigantes, tactos que anhelan cálidos
cuerpos, con toda la voluntad de los relojes en contra.

(2002; de "Voltereta en el aire")